lunes, 4 de enero de 2021

La periferia de Barnacity

Algunos lugares para visitar en las afueras de Barnacity


Vila Boi's Asylum

Si un piensa en Vila Boi (antaño Sant Boi), siempre piensa en su manicomio, es un tópico aposentado en la psique de los narizones de Barnacity. Puede ser por es, que cuando el Papado se planteó crear un lugar donde instalar a los cada vez más abundantes enfermos mentales que surgieron con la represión papal, se escogiera la ubicación de Vila Boi para crear un centra psiquiátrico de reeducación. 
Al más puro estilo papal, se demolieron edificios, se cercó el barrio de la Cope para hospedar a los "enfermos" y se crearon estructuras megalíticas para investigar las enfermedades mentales. En el Vila Boi's Asylum está el mayor centro "oficial" de investigación del Virus Barrabás y en lo que antiguamente era el barrio de la Cope se han instalado todos aquellos que según el papado están locos. El criterio papal hace que en este centro haya desde maniacos homicidas a gente simplemente con filias con algún concepto Fan. La vida dentro del Asylum es una mezcla entre "Rescate en NY" y "10.000 Maniacos". Los pacientes del Asylum "curados" se instalan en el pueblo para seguir sus tratamientos, lo que hace que vivir en Vila Boi sea cualquier cosa menos "normal".

Rose's City

Lo que antes se llamaba Sant Feliu, ahora se llama Rose's City, pero pese que el nombre aparente un lugar bello, en realidad esconde una cruda realidad. La ciudad está dividida entre las "familias" pudientes: los griferos, los pageses, los panaderos, los floristas, los constructores... todos los narizones que viven allí sirven a una de las familias para obtener protección. La situación ha convertido la ciudad en un campo de batalla donde bajo la apariencia de una villa de calles apacibles, plazas tranquilas y casitas; hay tiroteos, asesinatos y crimen organizado. ¿Te gusta Yojimbo? Este es tu pueblo.

El Prat Spaceport

El antiguo Aeropuerto del Prat, actualmente Papus Alejo Airport, fue ampliado al entrar en contacto con la Federación de Planetas Federados creando un bonito puerto espacial que cada año recibe millones de viajeros de toda la Galaxia. Esta ampliación se hizo con la clásica delicadeza que caracteriza al papado, ósea que se demolieron barrios enteros y se reprimió a la oposición vecinal. Actualmente lo poco que queda de la ciudad del Prat está orientado totalmente al turismo Interplanetario, con bonitos hoteles con vistas al mar, todo tipo de souvenir terráqueos y una amplia oferta hostelera orientada al paladar alienígena.

Cornellà
Esta antaño pequeña urbe que hace de eje entre el Baix Llobregat y Barnacity actualmente es lo más parecido a la típica ciudad de arcologías futuristas de las pelis de Blade Runner y Altered Carbon. Grandes edificios que llegan hasta el cielo, calles estrechas llenas de tenderos, comercios y falta de higiene. En las fachadas grandes carteles de neón anuncian productos mientras los aerodeslizadores de los más afortunados flotan entre edificio y edificio. Visto de lejos se parece mucho a Can América pero sin tanta guerra de bandas y sin tanta violencia. Pese al estilo cyberpunk que luce la ciudad, no es mal sitio para vivir. 

San Cucufate del Valle
Antaño Sant Cugat del Vallés era una ciudad con una de las rentas más altas de la región, los cambios demográficos que trajeron la expansión de Barnacity y la moda de vivir en las zonas altas de la ciudad despoblaron de las elites de San Cucufate. Ahora es un pequeño pueblo rural a las puertas de Barnacity. La gente vive muy tranquila, demasiado tranquila quizás, mientras observan a los desventurados que se dirigen a la capital papal. Tiene algunas tascas donde los lugareños toman un vinillo mientras miran con desconfianza a los recién llegados, una gasolinera en la que nunca hay nadie y esas cosas típicas de pueblos de las pelis.

La Colonia Güell
En la antigua colonia industrial antaño vivían los trabajadores del Sr Güell, después se volvió un pueblo pequeño y cerrado. Su aislamiento y su proximidad al río lo hicieron ideal para un nido de Cultistas del Dios Interdimensional Puturru, que fueron suplantando y asesinado a los habitantes originales para establecer una comunidad Puturrística. Actualmente parece un pueblucho muy normal y tranquilo, nadie va allí salvo algún turista japonés despistado que va a visitar la antigua cripta Gaudiana que resiste en la Colonia. Sin embargo, bajo la niebla que cubre el pueblo, se realizan todo tipo de rituales impuros y sacrificios de narizones para mayor gloria de Puturru.

No hay comentarios:

Publicar un comentario